La compañía desarrolla proyectos de marcado carácter tecnológico con los que aumentar la competitividad de la dársena valenciana

Mobirise

Alfredo Soler, director general de TBS, en sus nuevas oficinas de Valencia. Foto: Raúl Tárrega.

A mediados del pasado mes de noviembre se concretaba la compra del 100% de las acciones de Spanish Depot Service por parte de Trans-Base Soler. De esta manera, esta mercantil pasaba a gestionar uno de los mayores depots de contenedores del Puerto de Valencia.

A pesar de este cambio accionarial, la compañía ha mantenido “el mismo estilo, profesionalidad y trato con el cliente que veníamos desarrollando hasta ese momento”, tal y como asegura a Diario del Puerto Alfredo Soler, director general de la compañía. Con el objetivo de mantener la misma trayectoria, TBS ha puesto en marcha una serie de cambios y proyectos con los que mantener la línea ascendente registrada hasta el momento.

Mobirise

Entrada al depósito TransBase SOLER del puerto

El más inmediato y que ya se ha llevado a cabo ha sido el cambio de oficinas. Desde el pasado 7 de febrero, TBS ya ofrece sus servicios desde su nueva ubicación en el PAI de las Moreras, una zona en plena expansión muy cercana al Puerto de Valencia ubicada en el Barrio de Nazaret, donde ya se encuentran empresas y asociaciones del sector como MSC España, Infoport o FVET, entre otras.

“Con el cambio de oficinas, podemos afrontar nuestro futuro crecimiento y damos un servicio de mayor calidad a nuestros clientes”, tal y como asevera Alfredo Soler.

La nueva etapa abierta por TBS en noviembre de 2021 ha servido para potenciar la presencia de TBS en el ecosistema portuario valenciano. TBS gestiona la concesión administrativa de 50.000 metros cuadrados que tiene adjudicada en la zona de la Ampliación Norte del Puerto de Valencia, una superficie a la que hay que sumar otros 20.000 metros cuadrados adicionales en una zona cercana al dépot principal, pasando a explotar un total de 70.000 metros cuadrados. “Estamos potenciando la rotación del dépot, ayudando a la descongestión del puerto y apostando por desarrollar servicios de alto valor añadido a los clientes de las terminales, lo que a la larga se traducirá en hacer aún más competitivo al Puerto de Valencia”, adelanta Alfredo Soler.

Barcazas
En los últimos años, el transporte de contenedores llenos de trasbordo entre terminales marítimas ha sufrido un notable crecimiento, que Alfredo Soler tacha de “crítico” cuando la Terminal Norte del Puerto de Valencia entre en funcionamiento, ya que podría provocar problemas importantes de congestión tanto en la red terrestre del puerto como en los accesos a las terminales.

Por ello, TBS se encuentra en estos momentos estudiando la viabilidad de un servicio de transporte marítimo de estos contenedores por barcaza, lo que liberaría los viales y accesos a las terminales. “Ahora, cuando todavía no se ha puesto en marcha la nueva terminal, es el momento de hacer pruebas”, afirma Alfredo Soler.

La carga de contenedores se llevaría a cabo en una de las terminales. Una vez finalizada la operativa y obtenido el permiso, un equipo de remolcadores trasladaría la barcaza hasta su destino, donde se descargarían los contenedores. Todo este proceso se llevaría en aguas abrigadas portuarias. Este tipo de barcazas disponen de un calado suficiente y de sistemas de sujección para poder trasladar los contenedores de forma segura.

A futuro, no se descarta contar con barcazas movidas con energía eléctrica e incluso automatizadas, que no requerirían ni de tripulación ni de apoyo de remolcadores.

Bolsa de traslados: reducción de viajes en vacío y descongestión portuaria
En los últimos años, la agencia de transportes de TBS se ha especializado en realizar traslados internos de contenedores vacíos en el Puerto de Valencia, tanto entre terminales como entre depots y terminales del puerto, aunque el objetivo final es poder extender este servicio a depots fuera del recinto portuario.

Para ello, TBS trabaja en un proyecto de bolsa de traslados en un entorno web a la que podrán sumarse cualquier naviera y empresa transportista. Con ello se pretende optimizar los viajes de modo que cualquier transportista adherido a este proyecto tenga la opción de nunca ir de vacío en trayectos entre terminales y depots, aprovechando siempre alguno de los traslados pendientes en dicha bolsa.

Los distintos eslabones de la cadena logística pueden beneficiarse de este nuevo proyecto. Por un lado, la naviera opta a un precio más ajustado en aquellos traslados no urgentes que pueda sumarse a la bolsa, mientras que los transportistas, en lugar de realizar un retorno en vacío, aprovechan el trayecto llevando un contenedor sin peso. Sumados a estas ventajas, Alfredo Soler hace hincapié en “la reducción de emisiones de dióxido de carbono y de la congestión”, ya que con este sistema se optimiza el trabajo de cada camión, lo que reduce asimismo el número de vehículos en circulación. La pretensión de TBS es poder poner en funcionamiento el proyecto antes de que finalice el año. La Fundación Valenciaport ya desarrolla el proyecto de forma conjunta junto a TBS, mientras que Infoport se convertirá en el socio tecnológico para la implantación de la aplicación.

En paralelo, ya se está contactando con profesionales del transporte para que se adhieran al proyecto. “Las primeras reacciones que estamos teniendo son positivas, aunque el objetivo es contar con el mayor número de empresas y autónomos”, asegura Alfredo Soler.

@ Copyright 2022 TransBase SOLER - All rights reserved

This website was made with Mobirise themes